Andalgalá

Femicidio de Eugenia Olivera: Eliseo Guerrero declaró y se incriminó en el hecho, reconociendo que quemó el cuerpo

La expareja de la víctima prestó declaración ante la fiscal Rodríguez, por más de dos horas. Oficialmente, se supo que este se incriminó en el hecho. Trascendidos daban cuenta que Guerrero le habría reconocido a la fiscal durante la indagatoria que había “quemado el cuerpo”.

10 Septiembre de 2021 00.51

Tras casi 72 horas de permanecer detenido, primero, por no haber reportado la desaparición de su expareja, Eugenia Olivera y actualmente por su femicidio, Eliseo Guerrero fue indagado por la fiscal Soledad Rodríguez e imputado por un hecho de extrema gravedad que, en caso de ser encontrado culpable en un juicio oral y público, es pasible de una única condena: prisión perpetua. 


A las 13.00 horas aproximadamente, la fiscal de la Segunda Circunscripción Judicial con asiento en la ciudad de Andalgalá, departamento homónimo, concurrió a la Comisaría departamental de Andalgalá junto al personal a su cargo, para receptarle la declaración de imputado a Guerrero, quien contó en la oportunidad con la asistencia técnica de la defensora oficial, Dra. Mónica Quinteros.  


Según se supo, el ahora imputado se sentó ante la fiscal, quien le hizo conocer la acusación y la imputación en su contra, dando lectura al decreto de determinación de los hechos en los que se detalla el hecho del que se le acusa y las pruebas obrantes en el expediente en su contra que lo sindican como el presunto autor de los delitos de homicidio doblemente calificado por haberse cometido en contra de una persona con la cual mantenía una relación de pareja, en calidad de autor y en concurso ideal en contexto de violencia de género (artículos 80 inciso 1) y 11, 54 y 45 del C.P.). 
A renglón siguiente, la fiscal le dio la palabra al imputado para que ejerciera su derecho a la defensa, manifestando este su intención de declarar. 


Guerrero declaró por más de dos horas ante la fiscal, pero no se conoció oficialmente nada de sus dichos. Voceros de la causa dejaron entrever que el imputado se incriminó como el autor. 

Sin embargo, trascendidos daban cuenta que el sujeto le habría dicho a la fiscal que Eugenia había sufrido un ataque al corazón cuando mantenían una discusión, cayendo desmayada al suelo y, por temor, ya que no reaccionaba, la cargo en el auto y se la llevó, y luego, la quemó. Siempre según estos trascendidos, Guerrero habría indicado que la discusión radicó por temas de celos de él ya que, supuestamente, Eugenia estaba en una relación con otra persona. 


De la declaración de Guerrero y otros elementos independientes que se recogieron como prueba en la investigación, el femicidio de la víctima habría ocurrido entre el viernes 16 y sábado 17 de julio pasado. 
Luego de concluir con el acto procesal, las autoridades judiciales se retiraron de la dependencia policial, quedando Guerrero detenido en la celda que ocupa desde principio de semana. 
Ahora, resta que la fiscal solicite la audiencia de control de detención al juez de Control de Garantías local, quien seguramente, por la gravedad del delito del que se le acusa, le confirmara la detención a Guerrero. 

Investigación 
Mientras tanto, la Justicia aguardará el resultado de los pequeños trozos de restos óseos que fueron hallados a 300 metros de la Ruta Provincial N° 46, campo adentro, a la altura del kilómetro 177, en el trayecto que une los departamentos de Andalgalá y Belén. 
Si bien, independientemente de estos restos hallados, los investigadores cuentan con otros elementos de prueba, como, por ejemplo, declaraciones testimoniales y ahora también la inculpatoria de Guerrero, que señaló la escena del hecho como el lugar en donde la policía encontró los pedazos de restos óseos quemados, desde la fiscalía se mostraron cautos en asegurar que se trate de Eugenia Olivera. Sin embargo, y ante la fuerte sospecha que sean los restos de la mujer, la fiscal indagó e imputó a Guerrero por su femicidio.