Femicidio de Olivera: "¿Hasta cuándo tendremos que seguir llorando a nuestras hermanas?"

La Comisión de Género del Colegio de Abogados lamentó el femicidio de Eugenia Olivera en un comunicado en el que, además, apunta contra la desidia del Estado ante la violencia de género.

11 Septiembre de 2021 13.32

A través de las redes sociales, la Comisión de Género del Colegio de Abogados de Catamarca emitió un comunicado contra la desidia y el desinterés del Estado antes lo casos de violencia de género y los femicidios que pudieron evitarse.

Tal fue el caso de Eugenia Olivera, quien en el mes de febrero había denunciado a su expareja, Eliseo Guerrero, por violencia de género. Sin embargo, Eugenia no tuvo la protección necesaria y Guerrero terminó asesinando a quien fuera la madre de sus hijos. 

El comunicado completo del Colegio de Abogados: 

“Tristeza infinita. Como siempre, la justicia ignoró los pedidos de Eugenia. ¿Hasta cuándo tendremos que seguir llorando a nuestras hermanas? Nos arrebataron a Eugenia”.

Cinco denuncias! Cuantas necesita el Estado para actuar? Que era lo que no estaba claro del riesgo de un femicidio?
Hay responsabilidad Estatal por falta de servicio ante los reiterados pedidos de Eugenia. Eugenia habló y lo hizo formalmente cinco veces pero nadie la escuchó?

Así se informa el Movimiento de Mujeres Unidas de Andalgalá el femicidio de María Eugenia Olivera, que fue visibilizado por sus amigas de Tucumán a través de las redes, ante su desaparición por dos meses.

Como abogadas y abogados del foro nos sentimos profundamente interpelados por el  femicidio de Eugenia. De nuevo se cuestiona la actuación de la justicia penal ante las denuncias por violencia de género.

Eugenia en febrero denunció a su ex pareja, ante la fiscalía de Andalgalá, desde donde se impusieron las restricciones o prohibiciones de acercamiento, como suele suceder en cada denuncia de violencia de género a modo de prevención. También intervino la Dirección de Mujer, Niñez y Familia de la Municipalidad de Andalgalá que hicieron las intervenciones asistenciales que suelen hacerse en estos casos y los acompañamientos necesarios, que suelen ser terapéuticos, económicos, etc.

Pareciera que el Estado es absolutamente incapaz de evitar que Eugenia fuera asesinada. Pero esto no es así.
Existe un dispositivo que fue creado por la Ley 5434 de Violencia de Género y Familiar, que no solo crea el fuero especial con operadores que deben estar capacitados en el tema, entre los cuales debería existir un juez/a, fiscal/a penal, defensor/a penal y civil, todos regidos por el principio de especialidad y gratuidad.

Además contempla la creación de un Equipo Interdisciplinario de Atención en Crisis a las Víctimas, que depende del Ministerio de Desarrollo Social, y un equipo interdisciplinario de Violencia Familiar y de Género, que forma parte del Poder Judicial, específicamente del fuero especial y esto es vital porque entre las diferentes medidas cautelares, porque no solo existe la conocida restricción de acercamiento, existe la posibilidad de disponer la asistencia del agresor a  programas de rehabilitación de victimarios de violencia, y esto es sumamente importante, porque implica el seguimiento de la conducta del agresor que permite evaluar el riesgo y en consecuencia discernir aquellas medidas que sean las más adecuadas. Lo que es crucial ante el número de 1 denuncias, porque entendemos que la violencia machista es sociocultural y no un problema individual o de pareja, por lo tanto debemos también enfocarnos en las masculinidades, y abordar al agresor con una mirada con perspectiva de género. Nadie nace femicida. 

La realidad es que este fuero no existe en la Provincia, y hacia el interior la situación es mucho más precaria, porque no existen ni siquiera Unidades Judiciales, menos una que sea especializada. Desde los feminismos se vienen denunciado estas ausencias y necesidades, especialmente al interior de Catamarca, se propusieron soluciones y las respuestas siempre es la falta de recursos. ¿Cuánto vale una vida?

Ninguno de los poderes del Estado puede seguir evadiendo esta realidad. No se pueden ahorrar recursos para implementar el fuero especial y las unidades judiciales de violencia hacia el interior, crear los centros de masculinidades para la contención y evaluación de los agresores, las casas de transito y todo otro engranaje del dispositivo de la Ley Nº 5434 para abordar la violencia patriarcal.

Necesitamos la estructura pero además esencialmente operadores que estén capacitados, y que tengan empatía para la abordar las violencias. Eugenia no estaba sola, tenia amigas y fueron ellas quienes la encontraron, ante la apatía de un sistema político y judicial que miró con indiferencia la desaparición durante dos meses de Eugenia, aun con denuncias de violación de las restricciones por parte del femicida.

Ahora debemos pedir por un juicio sin dilaciones y sin revicitmización. Como si el punitivismo fuera la única respuesta que nos queda.

Ahora debemos pedir por la asistencia integral de los hijos de Eugenia. Detrás de cada denuncia hay una mujer, una persona, una familia, y es obligación del Estado, a través de los tres poderes socorrer, contener, prevenir y asistir. Acompañamos a las amigas, la familia de Eugenia y a todo el pueblo de Andalgalá en el pedido de justicia.

Decimos 

#NiUnaMenos #bastadeviolenciamachista #JusticiaPorEugenia