Juzgado Correccional N° 1

Se reanudó el debate por doble siniestro vial fatal en la Ruta 1

Fue en enero del 2015. El imputado Ariel Sosa conducía su automóvil junto a las víctimas Eliana Toloza y Georgina García y un amigo, cuando perdió el control y volcó.

Foto: Silvina Bravo/La Unión.
Foto: Silvina Bravo/La Unión.

15 Noviembre de 2021 09.34

En la tercera audiencia del juicio oral y público que se sigue en contra de Ariel Sosa por las muertes de Georgina García y Micaela Toloza el juez Marcelo Forner escuchó a los últimos testigos citados para el proceso. Antes de finalizar la audiencia el abogado defensor del imputado manifestó que en la próxima audiencia, que será el día miércoles en horario vespertino, su asistido prestará declaración.

Durante la jornada de hoy declararon Jorge Videla, Matías Figueroa, Andrés Navarro y el perito que tuvo a cargo la pericia accidentológica  y planimetría a Hugo Fernando Páez. En líneas generales, los testigos refirieron que, momentos previos al siniestro, observaron al automóvil circular a una velocidad superior a la permitida "venía a más de 160 km/h. Cuando chocó contra el cordón se vio volar al auto, literalmente, y se vio, luego, una cortina de humo. Cuando nos acercamos a ver, dijo el testigo Figueroa quien estaba junto a otros amigos, "vi a las chicas debajo del auto".

Otro de los testigos relató que observó a los masculinos que iban en el auto discutir entre ellos, refiriéndose a Sosa y a Chasampi: "el flaquito -por Chasampi-, le dijo al otro chico: 'mirá lo que hiciste, te dijimos que bajaras la velocidad...'", recordó en la sala.

Luego de escuchar a los dos primeros testigos, la audiencia pasó a un cuarto intermedio, ya que el abogado Luciano Rojas debía concurrir a una indagatoria en la fiscalía federal.

Pasadas las 11:30 la audiencia se reanudó. El testimonio más importante fue el del perito Hugo Páez, quien a preguntas de las partes, señaló que en el lugar del siniestro había una señal que fijaba la velocidad de 20 km/h, que claramente fue superada por el vehículo siniestrado.

"... En el lugar momento de impacto la velocidad mínima demostrable fue de 102 km/h lo que ocasionó la pérdida de control del rodado".

A otras preguntas indicó que, si el vehículo hubiera circulado a la velocidad permitida, el siniestro se habría evitado. Agregando a pregunta de la defensa que "si las víctimas hubieran llevado colocado el cinturón de seguridad, no habrían sido despedidas del vehículo". Cabe señalar que, tras el vuelco Micaela y Georgina, terminaron literalmente aplastadas por el automóvil.

El debate continuará mañana miércoles a las 17:00 horas y el imputado dará su versión de los hechos.