Buenos Aires

Un policía disparó a un hombre que lo agredió, pero también hirió a otra persona que pasaba por el lugar

Sucedió este miércoles cuando un agente de la Policía de la Ciudad intentó identificar a un sujeto sospechoso, que reaccionó sacando un arma blanca e intentando agredirlo.

17 Noviembre de 2021 19.28

Un policía de la Ciudad baleó este miércoles a un hombre armado con un cuchillo que quiso agredirlo en el barrio porteño de Constitución, pero, en su defensa, el agente también hirió de un tiro en un brazo a un vecino que pasaba por el lugar.

El ataque ocurrió este miércoles por la tarde en la Plaza Garay, ubicada entre las calles Pavón, Solís, Juan de Garay y presidente Luis Sáenz Peña, cuando el agente de la Policía de la Ciudad intentó identificar a un sospechoso, un hombre de 38 años, de República Dominica, quien esgrimió un arma blanca e intentó agredirlo, como quedó registrado en el video captado por las cámaras de seguridad de la zona.

Ante esa situación, otros efectivos fueron alertados, llegaron en apoyo e intentaron disuadir al hombre de que depusiera su actitud agresiva. El sospechoso hizo caso omiso y con el cuchillo intentó agredir a uno de los policías que, en su defensa, efectuó tres disparos con su arma reglamentaria.

cuchillo

Según las fuentes, dos balazos impactaron en el agresor, quien cayó herido. Posteriormente, el SAME se encargó de su traslado a un hospital. Pero el tercer tiro que efectuó el policía alcanzó el brazo de un vecino que caminaba por el lugar. El hombre también fue asistido por el SAME y se encuentra fuera de peligro.

El hecho es investigado por la Fiscalía en Flagrancia Este que ordenó el secuestro de las cámaras de seguridad de la zona y la detención del hombre que agredió al policía. Del mismo modo, los investigadores secuestraron el cuchillo tipo carnicero con el cual el hombre intentó agredir a los policías.

El lugar donde ocurrió el hecho es una plaza queda entre el Hospital Garraham y la terminal de Constitución, por lo que es un sitio concurrido por vecinos de la zona. También tiene juegos para chicos y los residentes lo usan como punto de encuentro para tomar mates. Por eso, lo que sucedió se trató de un episodio peligroso, ya que podría haber tenido un resultado aún más dramático.