Una pareja fue multada por hacer que sus perras quedaran preñadas constantemente

La Justicia de Reino Unido les hizo devolver las ganancias que obtuvieron a lo largo de 6 años.

14 Enero de 2022 19.26

Un falló ejemplificador tomó días atrás la Justicia de Reino Unido en sintonía con las leyes de protección animal vigentes en su territorio determinando una multa de 547.000 dólares (más de 56 millones de pesos argentinos) a una pareja criadora de bulldogs por obligar a sus perras a embarazarse constantemente durante seis años.

De esta manera, el matrimonio había montado un emprendimiento muy rentable con sus mascotas, y una de ellas llegó a tener seis camadas en un periodo de cuatro años. “El sometimiento de los animales se realizaba pura y exclusivamente con el fin de mantener su negocio, mismo que operaron entre 2014 y 2020 sin contar con los permisos correspondientes”, relata el periódico The Guardian.

El matrimonio obligaba a las perras a parir más de una vez al año, y una de ellas llegó a tener seis camadas en un periodo de cuatro años. (Foto: Daily Mail).
El matrimonio obligaba a las perras a parir más de una vez al año, y una de ellas llegó a tener seis camadas en un periodo de cuatro años.

El fallo ejemplificador

Tras lucrar durante los últimos seis años con este negocio sin permiso alguno, la pareja que vendía cachorros de bulldog, Karl y Victoria Shellard fue sentenciada por un tribunal de Cardiff (Reino Unido) y deberán pagar unos 547.000 dólares por obligar a sus perras a quedar constantemente embarazadas

Los cargos aducen que la pareja obligaba a sus canes a tener más de una camada al año, lo que infringe las leyes británicas de protección animal. Según señaló la Fiscalía, durante los seis años que se dedicaron a la cría de perros, obtuvieron al menos 67 camadas.

En este sentido, y de acuerdo con los números que se barajaron en el momento, cada cachorro podían costar hasta 27.000 dólares, por lo que se estima obtuvieron una ganancia aproximada de 509.849 dólares, cantidad que fueron obligados a devolver para evitar una condena de dos años de prisión.

La pareja fue acusada de obligar a sus canes a tener más de una camada al año, lo que infringe las leyes británicas de protección animal. (Foto: Daily Mail).
La pareja fue acusada de obligar a sus canes a tener más de una camada al año, lo que infringe las leyes británicas de protección animal. 

“Ustedes dirigían un criadero de cachorros y lo hacían para ganar dinero, y de hecho ganaron mucho. Podían haber mantenido un negocio extremadamente rentable si hubiera estado debidamente registrados, pero al no hacerlo deberán pagar el precio de su insensatez”, señaló el juez David Wynn Morgan al dictar sentencia.

Además, tras declararse culpables de criar perros sin licencia y de nueve cargos por no garantizar las necesidades de los animales, cada uno recibió una multa de 26.000 dólares, además de tener que cubrir los gastos judiciales, que ascienden a poco menos de 60.000.

De esta manera, la pareja de criadores de perros tuvo que rendir cuentas a la Justicia de Reino Unido por establecer un servicio de cría de PosherBulls sin licencia desde su casa en Bonvilston, Gales del Sur.