Carne: el Gobierno busca estabilizar los precios y tres ministros analizaron alternativas

Tres ministros y el secretario de Comercio Interior se reunieron este jueves en el ministerio de Economía para evaluar medidas que estabilicen el precio de la carne vacuna.

19 Noviembre de 2021 00.44

Con el objetivo de garantizar a “precios accesibles” el precio de la carne vacuna, el ministro de Economía, Martín Guzmán, mantuvo un encuentro este jueves en el Palacio de Hacienda con sus pares de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez; y con el secretario de Comercio, Roberto Feletti.

La reunión se dio luego de que el valor de la hacienda bovina subió 25% en promedio en el Mercado de Liniers, esta semana, luego de las elecciones del domingo. Ahora se espera un pronto impacto en los precios al consumidor y podría haber otro salto para la época de Navidad y Año Nuevo, cuando el consumo suele ser alto y con demanda sostenida.

En efecto, según informaron voceros del Gobierno, el cónclave de ministros apuntó a reforzar el trabajo de gestión conjunta, “para garantizar la estabilidad del precio de las carnes y evitar sobresaltos que afecten a los consumidores en el último tramo del año”.

El índice de inflación inquieta al Gobierno, y la carne es un componente fundamental. Por eso, en el ministerio de Economía se analizaron alternativas para contener los valores al menos hasta las Fiestas.

Por ahora no se anunciaron medidas, pero se estima que podrían comunicarse en las próximas horas. Una de las alternativas analizadas fue ampliar al cepo que rige, hasta fin de año, para las ventas al exterior de 7 cortes populares (asado de costilla, tapa de asado, falda, vacío, matambre, paleta y cuadrada) y un porcentaje estimado hoy en un 25/30% de lo embarcado el año pasado.

Esta restricción es oficialmente del 50% pero por las excepciones que se autorizaron para ciertos destinos (Unión Europea, Estados Unidos, Israel y vacas de conserva y manufactura a China) se reduce a un cuarto del total de 2020.

Según trascendió, por ahora no habría mayores restricciones a la exportación, por el efecto disuasivo para el aumento de la producción y el impacto en el nivel de empleo en los frigoríficos. La intención que primaría por el momento es “intensificar el seguimiento y los controles y así generar las condiciones para el acceso al consumo de carne”.

En lo que va del año las cantidades exportadas son altas en términos históricos. Como hasta mayo las exportaciones habían sido superiores a los primeros meses del año pasado, los cálculos oficiales indican que 2021 cerraría con valores cercanos a 800 mil toneladas, cerca del récord de 903 mil toneladas registrado el año pasado.