• Dólar
  • BNA $123.75 ~ $129.75
  • BLUE $245.00 ~ $250.00
  • TURISTA $202.95 ~ $212.85

16 C ° ST 14.98 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Discordia en el acto por los 100 años de YPF

Cristina y Alberto, un reencuentro que poco tuvo de reconciliación

Lejos de haber reconciliación tras más de 90 días de internas, la Vicepresidenta y el Presidente representaron, otra vez, discordia. En el acto, la Vicepresidenta aprovechó para reiterar las mismas críticas, a las cuales respondió el Presidente: "No soy ingenuo y no soy voluntarista"

03 Junio de 2022 22.30

El reencuentro tuvo poco de reconciliación. Cristina Kirchner volvió a ocupara la centralidad política y aprovechó el acto por los 100 años de YPF para hacer las mismas críticas a la gestión económica del presidente Alberto Fernández que viene desplegando desde hace más de un año. Fue un acto en el que se mostró recargada y le dio, casi al borde de la exasperación, una orden que retumbó más por el aplauso posterior: “Te dije que vos tenías la lapicera, te pido que la uses”.

Alberto y Cristina

No sólo eso. Cuando terminó el acto, escenificó de manera deliberada la entrega de una modesta lapicera que había llevado y que el primer mandatario recibió. En Tecnópolis, y ante casi toda la primera línea del Frente de Todos, parecieron concluir las hipótesis de un deshielo o una reconciliación que no ocurrió.

Cristina Kirchner se repitió: criticó la falta de reservas, que adjudicó a un “festival de importaciones”, y a una gestión que considera débil frente a algunos empresarios, como la siderúrgica Techint. No fue el único destrato: no pudo sofrenar una reacción y soltó un “por favor” cuando el presidente mencionó a Luis Alberto Spinetta. “Esta vena hippie mía a Cristina no le gusta”. Quiso ser un paso de comedia.

cristina

Aunque desde el inicio, la Vicepresidenta pronunció varias veces “Alberto”, en cada inflexión señaló una crítica hacia la marcha de la política económica. En primera fila estaba el ministro de Economía, Martín Guzmán, que superó el mal trance con la generosidad del director de cámara que evitó enfocarlo ante cada diatriba. A pocos metros de él estaba Hernán Letcher, el “joven brillante” que la ex presidenta elogió en Chaco por sus ideas económicas.

cristina y alberto

“No soy ingenuo y no soy voluntarista”, fue el único ensayo de respuesta que dio en su discurso donde abundaron frases vinculadas a YPF, las críticas al gobierno de Mauricio Macri y un sigiloso pedido de “unidad”. ”Para que la YPF que hoy tenemos siga siendo, lo que más necesitamos es que no se adueñen del poder de la Argentina los que manejan la Argentina como una estancia propia. Hay que aunar esfuerzos, hacernos fuertes, trabajar en unidad”.

 

Un ausencia y dos menciones clave

Llamó la atención la ausencia de Sergio Massa, el otro integrante de la mesa chica del Frente de Todos. El presidente de la Cámara de Diputados se demoró en el partido bonaerense de Moreno, donde compartió un acto político con la intendenta local, Mariel Fernández, que milita en el Movimiento Evita pero tiene buena sintonía con Máximo Kirchner y La Cámpora. Para que no quedaran dudas, publicó en Twitter: “No hay nada más importante que poder ver la sonrisa de aquellos que dejan atrás el abandono y el atraso. Hoy en Moreno gracias al trabajo de Mariel Fernández, Gabriel Katopodis y Malena Massa, 15 mil vecinos acceden a la red de cloacas, mejorando su calidad de vida”.

Dos menciones clave fueron las que hizo Cristina Kirchner al ministro del Interior, Wado De Pedro, y al gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, a quien elogió tanto por la nacionalización de YPF como por una negociación cuando era director por el Estado Nacional y forzó, según dijo, al directorio a producir más con un horno. Datos de un acto que terminó más que como una reconciliación, como la escenificación de una interna por ahora sin solución.