• Dólar
  • BNA $133.00 ~ $141.00
  • BLUE $290.00 ~ $295.00
  • TURISTA $219.45 ~ $232.65

16 C ° ST 14.87 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Aniversario: se cumplió el primer año de la aprobación del milagro del Beato Esquiú

El emotivo momento es recordado por la feligresía y la comunidad franciscana. La pequeña Ema Pacheco, de 6 años, es una apasionada del dibujo y siempre tiene presente la intercesión del franciscano catamarqueño.

Ema Pacheco, la niña del milagro
Ema Pacheco, la niña del milagro

26 Junio de 2022 10.06

Hace una semana se cumplió el primer aniversario de la aprobación del milagro por parte del Papa Francisco (19.06.2020), curación que atribuida a la intercesión del Venerable Siervo de Dios Mamerto Esquiú a una niña con una afección de osteomielitis.

Se trató del caso de Ema Pacheco, "Emita", así la llaman, quien ahora con 6 años es una niña sana, muy alegre. Su madre la describe como muy aplicada en el colegio, amigable, muy cariñosa, pero si hay algo que le apasiona es pintar y dibujar, "no puede estar sin pintar y dibujar y lo hace en cuanto se levanta" comenta Ana su madre.

Desde el 4 de septiembre de 2021 cuando fue la invitada especial a la ceremonia de beatificación del beato Mamerto Esquiú en Catamarca, Ema empezó a entender un poco más de qué se trata lo del milagro de Mamerto Esquiú en su vida. 

Su madre contó "cuando uno conversa con ella o algún vecino le pregunta, le dice que su mamá le pidió a Esquiú que le contara a "Diosito" que ella estaba enferma y que si podía ayudarla", con esta historia Emita pudo comprender el milagro que le salvó la vida".

Los domingos cuando van a la casa de la abuela -que vive a 2 cuadras de la casa de la familia Pacheco-, y conversan del tema del milagro, Emita de inmediato interviene en la conversación para recordar y contar lo que vivió el día de la beatificación del fraile franciscano que intercedió por su curación gracias a la petición confiada de su madre.

nina milagro fme

También a Emita le quedó muy grabada la imagen de su madre el día de la ceremonia, al verla llorar, pero Ana le explica que no era de tristeza, sino por la gran emoción y felicidad que sentía ese día.

La fuerza de la fe 

La mamá de Ema transmite fe, es una mujer de fe. Ella relata y con orgullo que se crió con sus tíos quienes le enseñaron a rezar el rosario todos los días, y aún lo hace como un modo de apoyar a sus amigas, amigos y quienes le piden oración pidiendo la intercesión del Beato Mamerto Esquiú:

"Dios me escuchó, es una cosa hermosa lo que nos ha pasado; recuerdo que cuando le pedí a Esquiú, él era mi única posibilidad, y no sabía que ofrecerle, no tenía que ofrecerle más que mi fe, hay que tener mucha fe. Estos días le compartí una estampa a una amiga que no conocía los destalles del milagro de Ema, y emocionada me dijo que volvió a confiar en los milagros". 

nina milagro fme 1