La historia se repite

El Tolar: otro poblador debió ser trasladado de urgencia y el camino sigue sin realizarse

El padre del joven Roque Gordillo es ahora el protagonista de esta historia. No hay agentes sanitarios.

El traslado de don Julio, en angarilla.
El traslado de don Julio, en angarilla.

29 Junio de 2020 00.11

En enero de este año, la comunidad de El Tolar volvió a ser noticia, cuando el joven Roque Gordillo falleció, tras no recibir asistencia médica y ser trasladado por horas, en un camino que sigue siendo reclamado por los pobladores. La situación generó controversias y quien levantó la voz en ese momento fue Amalia Agüero, directora y maestra de la Escuela nº 474, quien denunció  el fallecimiento. Luego de esta tragedia, sobre la que, posteriormente, se sucedieron desmentidas de algunos sectores políticos, los trabajos por el camino se reactivaron. Tras la llegada de maquinaria pesada, los avances no fueron suficientes y, después de esto, sobrevino la cuarentena y todo volvió a quedar en la nada.  
Ahora, la historia vuelve a repetirse. A mediados de la semana, los pobladores de El Tolar hicieron notar que, nuevamente, un vecino de la zona estaba siendo “bajado” de manera precaria. La situación fue reflejada en la página que la Escuela nº 474 tiene en Facebook. Allí, con registros fotográficos, los vecinos relataron que, ante la falta de un agente sanitario y, por supuesto, de un camino, se debió proceder al traslado del padre de Roque Gordillo. “Van bajando a don Julio, el papá de Roque, el muchacho que murió hace seis meses. Lo bajan en angarilla, caminando por ríos, subiendo la cuesta y nuevamente ríos. No puedo decir cuántas horas tardarán. 
¿Qué más hay que lamentar para que manden un agente sanitario, para que hagan el bendito camino?”, refiere el sitio. 
Seguidamente y con dolor, se señaló: “En El Tolar quedó su esposa, quien todavía está sintiendo un dolor que no tiene nombre y ahora, ver a su esposo en estas condiciones. 
¿Hasta cuándo? Están las máquinas, porque las mandaron el 11 de enero y ahí quedaron. Ya retiraron una y así irán haciendo, como para que no nos demos cuenta”. La publicación tuvo impacto y los comentarios dan cuenta del malestar porque, nuevamente, una vida está en riesgo y las promesas que se hicieron no se cumplieron. 

Las máquinas que llegaron en enero.


La obra 
Luego de la gran repercusión de la publicación sobre el fallecimiento de Roque Gordillo a principios de este año, se conoció que el Ministerio de Infraestructura y Obras Civiles, a cargo del Ing. Eduardo Niederle, junto a Vialidad Provincial, iniciarían las tareas a partir de fines de enero. Entre las alternativas que se plantearon en ese momento estaba trabajar en el cauce. Es así que se alcanzó a realizar un “alteo” al costado del río, el cual serviría para que se pudiera transitar. Las obras no avanzaron más y todo quedó en suspenso, nuevamente.