• Dólar
  • BNA $881.5 ~ $921.5
  • BLUE $1265 ~ $1265
  • TURISTA $1410.4 ~ $1410.4

25 C ° ST 24.7 °

Unión Radio 91.3 en vivo

El drama del hambre

En Catamarca crece la asistencia a comedores, pero los insumos ya no alcanzan para todos

El impacto de la crisis económica es reconocido y vivido por Cáritas de la provincia, a quien el Estado nacional y provincial ya no asiste. "Ahora lo que se hace, es gracias a la ayuda de la gente”. En barrios populares, antes el plato de comida se daba todos los días y ahora es solo tres veces por semana.

28 Mayo de 2024 17.03

Las complicaciones de la situación económica cada día golpean a más hogares y hace que las frías cifras sobre pobreza tengan un rostro. En nuestra provincia, la compleja realidad está a la vuelta de la esquina y los espacios sociales, centros, comedores comunitarios y todo lo relacionado con la ayuda y asistencia, ya no den a vasto. 

Según el INDEC, Catamarca es la tercera provincia más pobre del Noroeste argentino y esto porque el índice de pobreza ascendió al 45%, lo que significa que hay unas 104.000 personas que se encuentran por debajo de esa línea. Para terminar de marcar el cuadro de la realidad, hace un par de semana el organismo nacional informó que una familia necesita $828.000 para no ser pobre y se sabe que muchos están lejos de llegar a esa cifra. 

Por eso, la asistencia a los comedores y el pedido de ayuda se incrementó exponencialmente. Certificando eso, desde Cáritas Catamarca no solo se reconoció esto, sino que con dolor señaló que las posibilidades de ayuda ya no alcanzan para todos. Esto mayormente porque los organismos nacionales y provinciales han disminuido su apoyo. Esto lo confirmó el Pbro. Guillermo Chanquía, responsable de Cáritas Diocesana, señalando que “en los primeros meses el Ministerio de Capital Humano nos dio asistencia a nosotros, con mercadería que venía desde Tucumán. En el medio se gestó otro convenio, donde ya directamente Cáritas hizo la compra de alimentos para poder distribuir esto a las parroquias, gracias a eso, durante un tiempo se pudo hacer asistencia con alimentos y productos frescos, como verduras y pollos. Ahora todo eso se paró y ahora lo que se hace, es gracias a la ayuda de la gente”. 

En cuanto a la demanda, el sacerdote en diálogo con Radio Valle Viejo. apuntó luego que el corte de los programas sociales afectó generando más pedidos de ayuda pero que en el medio, no se puede asistir a todos por la falta de insumos. Esto se comprueba con lo que sucede en comedores de barrios populares como el de San Cayetano, que antes podía abrir todos los días y ahora lo hace solo tres veces por semana.  

“Las parroquias nos están pidiendo por favor mercadería y hasta ropa, porque la gente está solicitando cada vez una ayuda. Y a esto se suma lo que pasa en comedores tradicionales como el de San Cayetano y el de Los Cocineros de María, en la Parroquia del Espíritu Santo, donde la colaboración hacia la gente ha bajado, porque cada vez son menos los insumos. Hasta el Programa PIO se cortó”, describió marcando el cuadro de situación. 

Colaborar con Cáritas 

Ante esto, y confirmando que el Estado está cada vez más ausente, solo queda la colaboración de todos para poder llegar con lo mínimo de asistencia. Por eso, desde Cáritas se recordó que además de la colaboración que se podrá hacer afectiva los próximos 8 y 9 de junio, en el marco de la Colecta Anual, no hay que olvidar que la ayuda, en lo posible debe ser diaria y que lo poco puede ser mucho para otra persona. 

Mientras tanto, los canales habituales de colaboración para donaciones a través de medios electrónicos ya están habilitados. En el caso de transferencia bancaria en nuestra provincia, el CBU es: 0110466420046602444789 /Alias DONAR.COMPARTIR / CUIT 30-52789311-5 / Obispado de Catamarca