• Dólar
  • BNA $817 ~ $857
  • BLUE $1065 ~ $1065
  • TURISTA $1307.2 ~ $1307.2

22 C ° ST 22.49 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Salud

Sedentarismo: ¿Qué actividad física deben realizar los niños?

La falta de movimiento durante la infancia y adolescencia es perjudicial para el organismo, pero hay un tipo de actividad diaria que puede revertir este problema.

29 Diciembre de 2023 00.10

El sedentarismo durante la infancia y también en la adolescencia puede tener consecuencias negativas a largo plazo, como aumentar los niveles de colesterol hasta un 67% al llegar a la edad adulta –lo que a su vez conlleva problemas cardiovasculares–, según indicó un nuevo estudio que, sin embargo, también encontró que la práctica de actividad física ligera puede revertir por completo los riesgos y es mucho más efectiva que realizar ejercicio físico entre moderado y vigoroso.

La investigación que llegó a esta conclusión fue realizada entre las universidades de Exeter, de Finlandia Oriental y de Bristol empleando datos del estudio “Children of the 90s” (también conocido como 'Avon Longitudinal Study of Parents and Children'), que incluyó a 792 niños de 11 años a los que siguieron hasta los 24 años.

Los resultados se publicaron en The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism y revelan que el tiempo sedentario acumulado desde la infancia puede incrementar los niveles de colesterol en dos tercios (67%) para cuando alguien alcance la mitad de la segunda década de vida. Este dato es preocupante teniendo en cuenta que el colesterol alto y la dislipidemia desde la infancia y la adolescencia se asoció con la muerte prematura alrededor de los 45 años y con el desarrollo de problemas cardíacos como aterosclerosis subclínica y daño cardíaco a partir de los 25 años.

Para prevenir la dislipidemia y bajar el colesterol es fundamental llevar un estilo de vida saludable y, además del tipo de dieta, otro factor importante es el movimiento. Este estudio analizó objetivamente por primera vez el impacto a largo plazo del tiempo sedentario, la actividad física ligera y la actividad física de moderada a vigorosa sobre los niveles de colesterol infantil.

 

La actividad física ligera ayuda a controlar el peso y el colesterol

 

Las actuales recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que los niños y adolescentes deben realizar en promedio 60 minutos de actividad física de moderada a vigorosa cada día y reducir el tiempo sedentario, pero sus pautas para la actividad física ligera son limitadas. Sin embargo, este nuevo estudio encontró que la actividad física ligera –que incluye ejercicios como caminatas largas, tareas domésticas o bailes lentos, natación o ciclismo– es hasta cinco veces más eficaz que la actividad física de moderada a vigorosa para favorecer la salud del corazón y reducir la inflamación en la población joven.

El Dr. Andrew Agbaje de la Universidad de Exeter, que dirigió el estudio declaró: “Estos hallazgos enfatizan la increíble importancia para la salud de la actividad física ligera y muestran que podría ser la clave para prevenir el colesterol elevado y la dislipidemia. Tenemos pruebas de que la actividad física ligera es considerablemente más eficaz que la actividad física de moderada a vigorosa en este sentido y, por lo tanto, tal vez sea hora de que la Organización Mundial de la Salud actualice sus directrices sobre el ejercicio en la infancia, y los expertos en salud pública, los pediatras y los encargados de la salud alentamos a una mayor participación en la actividad física ligera desde la infancia”.

 

Cómo fue la investigación sobre el ejercicio infantil y el colesterol

 

Durante la investigación, se recogieron medidas de acelerómetro de tiempo sedentarias, actividad física ligera y actividad física de moderada a vigorosa a las edades de 11, 15 y 24 años. El colesterol HDL (lipoproteína de alta densidad), el colesterol LDL (lipoproteína de baja densidad), los triglicéridos y el colesterol total se midieron repetidamente a las edades de 15, 17 y 24 años.

A estos niños, también se les realizaron mediciones repetidas de absorciometría de rayos X de energía dual, evaluación de la masa grasa corporal total y masa muscular, así como de glucosa en sangre en ayunas, insulina y proteína C reactiva de alta sensibilidad, con estado de tabaquismo, nivel socioeconómico y antecedentes familiares de enfermedad cardiovascular.

Durante el seguimiento de 13 años, el tiempo sedentario aumentó de aproximadamente seis horas al día a nueve horas diarias y la actividad física ligera disminuyó de seis a tres horas al día, mientras que la actividad física de moderada a vigorosa se mantuvo relativamente estable en unos 50 minutos al día desde la infancia hasta la edad adulta joven. El aumento medio en el colesterol total fue de 0,69 mmol/l, sin ninguna influencia de la grasa corporal.

Un promedio de cuatro horas y media al día de actividad física ligera desde la infancia hasta la edad adulta joven disminuyó causalmente el colesterol total en (-0,53 mmol/l), pero la masa grasa corporal total redujo el efecto de la actividad física de moderada a vigorosa sobre el colesterol total hasta en un 48%. Es importante destacar que el aumento de la masa grasa neutralizó el pequeño efecto de la actividad física de moderada a vigorosa sobre el colesterol total.

 

Qué decían los estudios previos acerca del sedentarismo

 

Estos hallazgos llegan poco después de que otro estudio liderado por el doctor Andrew Agbaje y publicado en Nature Communications haya encontrado que la actividad física ligera puede revertir completamente la obesidad infantil vinculada al aumento del tiempo sedentario en más de 6.000 niños.

El tiempo sedentario contribuyó a entre el 7 y el 10% de la masa total de grasa acumulada durante el crecimiento desde la infancia hasta la edad adulta joven. La actividad física ligera disminuyó la ganancia general en masa grasa en 9,5-15%, mientras que la actividad física de moderada a vigorosa redujo la masa grasa en 0,7-1,7%.

“Nuestra investigación sugiere que la actividad física ligera puede ser un héroe anónimo y ya es hora de que el mundo reemplace el mantra de 'un promedio de 60 minutos al día de actividad física de moderada a vigorosa' por 'al menos tres horas al día de actividad física ligera'. La actividad física ligera parece ser el antídoto al efecto catastrófico del tiempo sedentario en la población joven”, expresó Andrew Agbaje.

(Fuente: Infobae)