En Retiro

Una mujer simuló ser atropellada por un colectivo para cobrar el seguro

La estrategia de la señora quedó grabada y se ve cómo se acuesta debajo de una unidad de la línea 257.

22 Diciembre de 2021 10.22

La mujer salió caminando con paso cansino de la emblemática estación de trenes de Retiro. Iba cargada con una valija y llevaba una mochila rosa colgada en la espalda. Nada en ella captaba especialmente la atención cuando empezó a cruzar en diagonal pero, de repente, se detuvo y de acostó en el medio de la calle, delante de un colectivo.

El tránsito estaba detenido así que la mujer no recibió golpe ni impacto alguno, pero su actitud sospechosa al ir caminando directo hacia él había encendido la luz de alarma en el colectivero que reaccionó justo a tiempo para sacar su celular y grabar cómo se tiraba sola al piso enfrente suyo.

En las últimas horas ese video que captó el chofer se viralizó en las redes y varios usuarios de Twitter repudiaron la burda maniobra de la mujer. “Simula ser atropellada por un colectivo para cobrar el seguro. El chofer entendió la jugada, o ya la conocía, y la grabó”, escribió uno de ellos en la red del pajarito y su comentario acumuló cientos de likes.

No es la primera vez que ocurre algo así, incluso a la persona que finge ser una víctima de un accidente de tránsito se lo conoce como “carancho”. Esta persona actúa de esta manera para poder iniciar una demanda y así cobrar la indemnización de parte del seguro que cubre a la compañía de transporte.

Otro caso similar

A fines de mayo de este año, un hombre a bordo de una bicicleta se tiró delante de un colectivo, para simular haber sido atropellado por el ómnibus.

El hecho ocurrió en Avenida Calchaquí y Triunvirato, en Quilmes Oeste, y parte de la secuencia también fue filmada y viralizada a través de las redes sociales.

Ley Anti-Carancho

En noviembre de 2011 la Let Anti-Carancho logró, por unanimidad, media sanción en la Cámara de Senadores de la Nación. Establece un régimen de protección para las víctimas de accidentes para evitar que sean “estafadas” por abogados que obtienen de ellas un poder para tramitar la indemnización.

La iniciativa tomó como punto de partida las historias narradas en la película “Carancho” (de Pablo Trapero), que muestra los fraudes de los que pueden ser víctimas las personas accidentadas.

La norma propone la incorporación al Código Penal del artículo 842 bis, que establece que “toda renuncia o transacción sobre los derechos originados en lesiones o muerte requieren homologación del juez competente”. El proyecto fue presentado en la Cámara alta por la senadora del Frente para la Victoria, Nanci Parrilli.